EN BROMERIO

medio en broma, medio en serio

22.5.10

Tardes

Publicado por Nat |


Son tantas las tardes que acostumbro a pararme ante aquella encina que he olvidado las veces que lo he hecho ya.  Me gusta resguardarme en su sombra, mirar el paisaje y observar a los pájaros que revolotean por allí. Tantas tardes dedicadas a reflexionar, que me induce a preguntarme sobre las causas vitales que  me llevan a estar aquí y no en otro lugar.  Aquellas que te hacen preguntarte quién eres y a dónde vas. Y es cuando vuelves a la vida real y ves las cosas actuales que acontecen a tu alrededor. Me da pena ver lo antidemocrático que supone no poder investigar unos crímenes cometidos en nombre de un régimen, que nos suban los impuestos como lo hacen y que la corrupción política siga teniendo esa clara impunidad. Y me da vergüenza pensar que si esas personas elocuentes que nos quedan no hacen nada, qué haremos nosotros el día de mañana. Me da pena y soy consciente que no hace falta tanto dolor para aprender. Me da tristeza saber que el daño provocado no se puede arreglar de ninguna manera. Mirar para adelante es lo que queda, sí. Pero siento rabia al saber que atrás quedan tan tranquilos muchos que lo causaron.  Siento tristeza por esa misma tristeza incompartida y que ahora sobra en esta vida. Que no era necesaria tanta crueldad por sentir y por ver. Qué pasará cuando nos hagamos mayores, ancianos, cuando nuestra generación tenga que hacerse cargo del legado. Cómo seremos tratados en un continente viejo y anciano. Seremos una carga en una Europa que no reconoceremos y de la que hablaremos de tiempos pasados. En un mundo donde las diferencias serán más acentuadas y donde la historia de nuevo se olvidará y se volverá a inventar por aquellos interesados. En unos días que por el miedo todo se permitirá. Me pregunto encina si tú seguirás donde ahora mismo estás. Si podrás seguir dando sombra a alguien el día que yo no esté. SI seguirán pasando las mismas cosas que ocurren hoy. Si ya lo sabemos todos porque de una vez no lo remediamos. Que si este mundo fuera de Dios entonces no habría tanto dolor. Que no me creo las promesas sólo me fío de los hechos. De  lo que al final es. Y por mucho que cueste digerirlo ningún otro plato de mejor sabor lo podrá cambiar ya. Me pregunto si recordarás, amiga encina, que el ser humano un día tuvo a su alcance la libertad y el mayor grado de felicidad y ese mismo día por su comodidad lo dejó, como al último tren, pasar…

8 comentarios:

Genín dijo...

El lunes 24 cumpliré si llego, 69 tacos, así que lo mejor es no pensar en lo que va a pasar con mis hijas, con mis nietos...
Salud y besitos

tia elsa dijo...

La historia siempre se repite y seguro debajo de esa encina algún otro como tu reflexionara tristemente sobre un futuro inseguro e injusto y de unos fulanos que no tienen o no quieren hacer nada para modificarlo. Esta estúpida especie siempre se la ingenió para sobrevivir, pero no sé hasta cuando. Besos tía Elsa.

Explorador dijo...

Coincido contigo. Pero también es cierto que a veces, poder disfrutar de la sombra de un arbol y pensar libremente (ser libre) también es algo que puede y debe ser rescatado de la locura que nos invade. Por si sirve de algo, cuando veo al futuro...creo que va a haber mucha negrura, quizá una gran guerra. ero en fin, eso es en los peores momentos...que sé yo. Lo que sí podemos hacer es intentar aprender, y compartir reflexiones y sensaciones, ver que hay más gente que se siente a la deriva. No por el mal de muchos, sino porque a evces uno se siente loco :)

Espero que esa encina siga allí mucho tiempo, y que tú lo tengas para compartir cosas así.

Un abrazo.

El Cuervo del Infien-no dijo...

Qué bonita entrada... está llena de melancolía y transmite, a la vez, un mensaje (trágico, sí... pero mensaje, al fin y al cabo). Personal y social a la vez... no es fácil conseguir algo así.

No voy a mancharla dejando mis opiniones personales sobre los temas que tratas.

¡Saludos!

El Pinto dijo...

Los arboles junto a su vida y su sombra, son algo más que importantes en la vida.
Saluds

Beatriz Salas dijo...

Me ha gustado conocerte por tu comentario en "A mi manera". Descubrir tu blog me sorprendido gratamente. Esta reflexión... me gusta como escribes. Un beso

(por error me agregué dos veces. Sorry)

Mónica Arroyo Parra dijo...

Existe al menos un lugar del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú misma..."

Laura dijo...

Somos excesivamente individualistas y tendemos a pensar "yo sólo no puedo hacer nada". Pero no tenemos por qué hacer las cosas solos. Hay mucha gente que quiere las mismas mejoras que nosotros pero hay desunión. Internet debería de ser el cauce de todas esas propuestas y de acciones colectivas para que sean adoptadas por los gobiernos. Y no es ninguna utopía, hay campañas ciudadanas que han funcionado. Pero para que nuestros gobiernos se rijan por esos principios, los ciudadanos tendrán que comportarse como tal, dedicar tiempo e involucrarse en los asuntos públicos. Y la mayoría no está dispuesto a eso.

Subscribe