EN BROMERIO

medio en broma, medio en serio

9.12.09

Compañeros de trabajo, esa gran familia

Publicado por Nat |


Cuando nacemos no elegimos a nuestros padres. Son los que son y te tocan para toda la vida. Pero luego, con el tiempo, sí hay personas que puedes elegir. Puedes elegir a tus amigos y a tu pareja. Esas personas a las que aprecias y quieres y que sin embargo, no son las personas con las que más tiempo pasarás. En cambio, los compañeros de trabajo(en el caso que tengas trabajo, claro), no los eliges, no. Pero son las personas con las que más tiempo estarás. Porque haciendo cálculos, si la semana tiene 168h, de las cuales 56h las destinaremos a dormir, en alimentarnos pongamos unas 14h, en ducharnos y arreglarnos, dándonos prisa por las mañanas, por las tardes cuando salimos, cuando vamos al baño a evacuar, etc. Siendo muy austeros pongamos otras 14h, en limpiar, cocinar, sacar al perro otras 10h (sin contar limpiezas generales y contando por dos). Si tenemos que ir al banco, al médico, a la compra, esperar alguna cola, etc, etc eso son por lo menos otras 10h a la semana. Y por no hacerlo muy extenso y terminar pronto este escrito, que si no menos horas me quedan, están las 40h semanales de trabajo. Nos quedan 24h, un día a la semana, para repartir entre familia, amigos y pareja.


Dentro de los compañeros de trabajo podemos encontrar varios tipos:

El trepa o la trepa: Éste sin duda es el más peligroso de todos. Dícese de aquel que sus ascensos es a costa de otros empleados. El trepa siempre es un buen pelota y estratega, así como buen observador que nunca sabe trabajar en equipo. Para él, el fin (su fin) siempre justifica los medios. Quizás todo podríamos ser trepas pero creo que los demás tenemos algo de dignidad
El/la compañero/a ideal. El tipo inexistente pero que algunas personas casi, casi se asemejan. Es aquel compañero que siempre está dispuesto ayudarte en lo que necesites, que si te surge un problema y puede resolverlo lo hará. Que te cambia turnos o días sin ningún problema. Que siempre tiene un sí, un claro no te preocupes o un luego hablamos y te ayudo si lo necesitas. Es raro encontrar un compañero de trabajo así aunque los hay. Si lo encuentras, consérvalo bien.
El envidioso o envidiosa Es aquel que siempre está deseando lo que tiene el otro. El que siempre te desea que te pase algo malo o peor. Justo cuando acabas de terminar un informe él está, ahí mirándote, deseando que te pete el ordenador y desaparezcan todos los datos. Que durante la comida con los jefes o clientes tengas un percance y se te caiga todo encima y así un sin fin de perrerías que se repiten en su mente hasta la saciedad. Es muy conveniente tener lejos a este tipo de compañeros. Son los más destructivos por naturaleza.
El criticón o criticona. El típico que se pasa todo el día diciendo: "mira esta que zorrona como viene vestida, Antonio ayer no acabó su trabajo porque estuvo media hora más tomando café, no me gusta como le sienta el pantalón a Julito o fíjate en el bigote de la Ramona que nunca se lo depila". Al principio puede ser hasta divertido pero cuando ya te sabes la retahíla de críticas empieza a aburrir. Aunque no es muy peligroso, en ese momento es cuando debes plantearte acercarte a otro espécimen, que mejor no sean ni el trepa ni el envidioso.
El competitivo o competitiva. Si tienes ganas de trabajar éste es sin duda el tipo perfecto para ello. Siempre será el primero en terminar, el que más haga, si se tiene que quedar una hora más lo hará con tal de demostrar que el trabaja mejor y más que ninguno. Se le reconoce fácilmente porque es aquel que pregunta ¿cómo vas?, ¿terminaste ya la estadística del estudio de Opel?. También es habitual en él que sea medio bizco de tanto intentar ver lo que ocurre en tu ordenador.
El/la eficiente Sin duda el más desvalorado en la empresa. El que siempre lo hace todo bien y rápido pero el día que se equivoca le montan una... "joder Paco llevas 20 años en la empresa y nunca hemos tenido ninguna queja pero el error que has cometido hoy es técnicamente insostenible, mira que imprimir las hojas en formato din A3 cuando era din A4..."
El/la enfermo eterno La misma palabra lo dice todo. Va enlazando una baja con otra. Cuando no es gripe, es diarrea, sino es que tiene cefalea o sino depresión. Una vez un tío de mi empresa se llegó a coger una baja por dolor de la menstruación...
El/la cara dura. El que protesta por todo. El que parece que más trabaja pero en realidad es el menos hace. Se hace pasar por el eficiente cuando no lo es. Se hace creer el competitivo pero tampoco lo es. Parece el criticón pero tampoco. Es claramente el cara dura que le echa un morro de tres pares de narices o mejor cuatro y siempre parece que hace pero no hace. Es el tipo más listo de la empresa porque es sin duda el que mejor se lo monta llega siempre tarde y se va el primero habiendo cumplido su horario.
El conflictivo o conflictiva Es aquel que siempre anda controlando y haciendo comentarios. Debido a su baja auto estima siempre está a la defensiva y sus comentarios suelen ser sarcásticos. Puede ser buen trabajador o no. Pero a diferencia del criticón, éste, debido a sus comentarios termina entrando en conflicto con el resto de compañeros. Excepto con el ideal ya que posee una gran paciencia.

Por último decir que los compañeros de trabajo pueden tener una o más características de las antes descritas. Ahora, ¿tú a cuál perteneces?. La última vez que pregunté esto en el trabajo me quedé en paro.

3 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

y se dan clavaditos, es la leche. Es como una tribu. Besos.

HuckleBea Finn dijo...

Jajajajjajaja buenísimo! llevo tanto tiempo en el paro que ya echo de menos a todos esos, incluso al peor de los peores!!

T.AGUIRRE dijo...

coincido contigo practicamente en todo...sobre todo en eso de que la familia no se elige. en el trabajo desde luego no te puedes fiar de nadie y si como tu dices hablas demasiado como minimo...a la calle

Subscribe